Tenías Un Compromiso Con Una Persona Muy Importante y no acudiste a la cita. Resulta que esta persona te estaba esperando para una presentación.

Inscríbete a nuestra Newsletter
Respetamos tu privacidad

Cuando te han llamado para recordártelo, casi se te cae el teléfono y te ha subido un tsunami de colores. Además, se te han caído hasta las cejas.

Nadie entenderá que estabas trabajando a tope y preparando el viaje, que se te rompió el ordenador cuando se te cortó la luz al mediodía, justo cuando te ibas a comer, que has podido recuperar a un antiguo cliente con el que has estado suavizando cosas por dos horas al teléfono. Que te han venido a ver justo hoy que estabas petado de los nervios… Solo se pueden recordar 9 cosas.

En fin, Nadie Entenderá Que Se Te Fue La Olla.

 

Inmediatamente empiezas a caminar por tu despacho y te miras al espejo, ni siquiera has traído la ropa adecuada para ir al evento. Y además, esos pelos…

Piensas en suplir tu ausencia con otra persona, y tu cabeza recorre como un fichero a todos los posibles candidatos, entonces te acuerdas de uno y… no tienes su teléfono.

El Reloj Corre En Tu Contra. Solo quedan 15 minutos y tu corazón late y late mientras tus colores son más rojizos cada vez.

Inscríbete a nuestra Newsletter
Respetamos tu privacidad

Buscas el teléfono de la Persona Muy Importante, aunque aún no sabes qué es lo que le vas a decir. Porque Él es Muy Importante, ¿es que no te has enterado aún?

Te atiende la Secretaria de la Persona Muy Importante para darte un ultimátum y si no estás en breve te reemplazaran por otra persona y…, y… Cierras los ojos. Frunces el ceño mientras te van estallando los pensamientos.

Fin. El acabose. Silencio. No queda otra salida. Descompresión Ya!

Vamos a minimizar los efectos.

Como Salir Airoso Del Ridículo Más Espantoso

Vamos a proceder a presentarnos, aunque tarde, en el sitio.

1. Minimiza los efectos, eres como las raudas y ágiles gacelas que pasan por este territorio de leones. Mira a la persona que te reemplaza y le sacas la pelusilla de la americana.
2. Actúa naturalmente y, si puedes, haz que te salga una sonrisa mientras comentas lo bien que se arreglan sin ti, pero guardas un efecto sorpresa y dices que la próxima vez lo harás valer ya que hoy no has podido.
3. Te ríes de ti mismo. Si alguien se ríe antes, te ríes con más ruido y que se note. Dignidad ante todo! El látigo con el que te estabas infligiendo castigo se convierte en plumas que hasta te dan cosquillas. Ay que risa…
4. Permítete Ser Humano, Meter la Pata, Ser Imperfecto, sobre todo, Ríete de Ti Mismo, Relájate y No te Exijas Tanto.
5. Díselo a la Persona Muy Importante: Él también sabe que es Humano.

Si eres incapaz de asumir el Punto 4 y te dejas avasallar por el desastre, una nota especial entonces: Sal pitando del sitio en cuanto se giren. No dejes allí ni el perfume que llevas puesto.

Un Saludo,
Equipo SOMOSMAS

Si te ha gustado el Artículo, compártelo en tu Red Social.
O déjanos tu opinión.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *